Holy Bible project logo icon
FREE OFF-line Bible for Android Get Bible on Google Play QR Code Android Bible
Holy Bible
for Android

is a powerful Bible Reader which has possibility to download different versions of Bible to your Android device.

Bible Verses
for Android

Bible verses includes the best bible quotes in more than 35 languages

Pear Bible KJV
for Android

is an amazing mobile version of King James Bible that will help you to read this excellent book in any place you want.

Pear Bible BBE
for Android

is an amazing mobile version of Bible in Basic English that will help you to read this excellent book in any place you want.

Pear Bible ASV
for Android

is an amazing mobile version of American Standard Version Bible that will help you to read this excellent book in any place you want.

BIBLE VERSIONS / La Biblia RVA / Antiguo Testamento / 1 Reyes

La Biblia RVA - Reina-Valera

2 Samuel 1 Reyes 2 Reyes

Capítulo 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22

1 ENTONCES Ben-adad rey de Siria junto a todo su ejercito, y con el treinta y dos reyes, con caballos y carros: y subio, y puso cerco a Samaria, y combatiola.

2 Y envio mensajeros a la ciudad a Achab rey de Israel, diciendo:

3 Asi ha dicho Ben-adad: Tu plata y tu oro es mio, y tus mujeres y tus hijos hermosos son mios.

4 Y el rey de Israel respondio, y dijo: Como tu dices, rey senor mio, yo soy tuyo, y todo lo que tengo.

5 Y volviendo los mensajeros otra vez, dijeron: Asi dijo Ben-adad: Yo te envie a decir: Tu plata y tu oro, y tus mujeres y tus hijos me daras.

6 Ademas manana a estas horas enviare yo a ti mis siervos, los cuales escudrinaran tu casa, y las casas de tus siervos; y tomaran con sus manos, y llevaran todo lo precioso que tuvieres.

7 Entonces el rey de Israel llamo a todos los ancianos de la tierra, y dijoles: Entended, y ved ahora como este no busca sino mal: pues que ha enviado a mi por mis mujeres y mis hijos, y por mi plata y por mi oro; y yo no se lo he negado.

8 Y todos los ancianos y todo el pueblo le respondieron: No le obedezcas, ni hagas lo que te pide.

9 Entonces el respondio a los embajadores de Ben-adad: Decid al rey mi senor: Hare todo lo que mandaste a tu siervo al principio; mas esto no lo puedo hacer. Y los embajadores fueron, y dieronle la respuesta.

10 Y Ben-adad torno a enviarle a decir: Asi me hagan los dioses, y asi me anadan, que el polvo de Samaria no bastara a los punos de todo el pueblo que me sigue.

11 Y el rey de Israel respondio, y dijo: Decidle, que no se alabe el que se cine, como el que ya se descine.

12 Y como el oyo esta palabra, estando bebiendo con los reyes en las tiendas, dijo a sus siervos: Poned. Y ellos pusieron contra la ciudad.

13 Y he aqui un profeta se llego a Achab rey de Israel; y le dijo: Asi ha dicho Jehova: ?Has visto esta grande multitud? he aqui yo te la entregare hoy en tu mano, para que conozcas que yo soy Jehova.

14 Y respondio Achab: ?Por mano de quien? Y el dijo: Asi ha dicho Jehova: Por mano de los criados de los principes de las provincias. Y dijo Achab: ?Quien comenzara la batalla? Y el respondio: Tu.

15 Entonces el reconocio los criados de los principes de las provincias, los cuales fueron doscientos treinta y dos. Luego reconocio todo el pueblo, todos los hijos de Israel, que fueron siete mil.

16 Y salieron a medio dia. Y estaba Ben-adad bebiendo, borracho en las tiendas, el y los reyes, los treinta y dos reyes que habian venido en su ayuda.

17 Y los criados de los principes de las provincias salieron los primeros. Y habia Ben-adad enviado quien le dio aviso, diciendo: Han salido hombres de Samaria.

18 El entonces dijo: Si han salido por paz, tomadlos vivos; y si han salido para pelear, tomadlos vivos.

19 Salieron pues de la ciudad los criados de los principes de las provincias, y en pos de ellos el ejercito.

20 E hirio cada uno al que venia contra si: y huyeron los Siros, siguiendolos los de Israel. Y el rey de Siria, Ben-adad, se escapo en un caballo con alguna gente de caballeria.

21 Y salio el rey de Israel, e hirio la gente de a caballo, y los carros; y deshizo los Siros con grande estrago.

22 Llegandose luego el profeta al rey de Israel, le dijo: Ve, fortalecete, y considera y mira lo que has de hacer; porque pasado el ano, el rey de Siria ha de venir contra ti.

23 Y los siervos del rey de Siria le dijeron: Sus dioses son dioses de los montes, por eso nos han vencido; mas si pelearemos con ellos en la llanura, se vera si no los vencemos.

24 Haz pues asi: Saca a los reyes cada uno de su puesto, y pon capitanes en lugar de ellos.

25 Y tu, formate otro ejercito como el ejercito que perdiste, caballos por caballos, y carros por carros; luego pelearemos con ellos en campo raso, y veremos si no los vencemos. Y el les dio oido, e hizolo asi.

26 Pasado el ano, Ben-adad reconocio los Siros, y vino a Aphec a pelear contra Israel.

27 Y los hijos de Israel fueron tambien inspeccionados, y tomando provisiones fueronles al encuentro; y asentaron campo lo hijos de Israel delante de ellos, como dos rebanuelos de cabras; y los Siros henchian la tierra.

28 Llegandose entonces el varon de Dios al rey de Israel, hablole diciendo: Asi dijo Jehova: Por cuanto los Siros han dicho, Jehova es Dios de los montes, no Dios de los valles, yo entregare toda esta grande multitud en tu mano, para que conozcais que yo soy Jehova.

29 Siete dias tuvieron asentado campo los unos delante de los otros, y al septimo dia se dio la batalla: y mataron los hijos de Israel de los Siros en un dia cien mil hombres de a pie.

30 Los demas huyeron a Aphec, a la ciudad: y el muro cayo sobre veinte y siete mil hombres que habian quedado. Tambien Ben-adad vino huyendo a la ciudad, y escondiase de camara en camara.

31 Entonces sus siervos le dijeron: He aqui, hemos oido de los reyes de la casa de Israel que son reyes clementes: pongamos pues ahora sacos en nuestros lomos, y sogas en nuestras cabezas, y salgamos al rey de Israel: por ventura te salvara la vida.

32 Cineron pues sus lomos de sacos, y sogas a sus cabezas, y vinieron al rey de Israel, y dijeronle: Tu siervo Ben-adad dice: Ruegote que viva mi alma. Y el respondio: Si el vive aun, mi hermano es.

33 Esto tomaron aquellos hombres por buen agueero, y presto tomaron esta palabra de su boca, y dijeron: !Tu hermano Ben-adad! Y el dijo: Id, y traedle. Ben-adad entonces se presento a Achab, y el le hizo subir en un carro.

34 Y dijole Ben-adad: Las ciudades que mi padre tomo al tuyo, yo las restituire; y haz plazas en Damasco para ti, como mi padre las hizo en Samaria. Y yo, dijo Achab, te dejare partir con esta alianza. Hizo pues con el alianza, y dejole ir.

35 Entonces un varon de los hijos de los profetas dijo a su companero por palabra de Dios: Hiereme ahora. Mas el otro varon no quiso herirle.

36 Y el le dijo: Por cuanto no has obedecido a la palabra de Jehova, he aqui en apartandote de mi, te herira un leon. Y como se aparto de el, topole un leon, e hiriole.

37 Encontrose luego con otro hombre, y dijole: Hiereme ahora. Y el hombre le dio un golpe, e hizole una herida.

38 Y el profeta se fue, y pusose delante del rey en el camino, y disfrazose con un velo sobre los ojos.

39 Y como el rey pasaba, el dio voces al rey, y dijo: Tu siervo salio entre la tropa: y he aqui apartandose uno, trajome un hombre, diciendo: Guarda a este hombre, y si llegare a faltar, tu vida sera por la suya, o pagaras un talento de plata.

40 Y como tu siervo estaba ocupado a una parte y a otra, el desaparecio. Entonces el rey de Israel le dijo: Esa sera tu sentencia: tu la has pronunciado.

41 Pero el se quito presto el velo de sobre sus ojos, y el rey de Israel conocio que era de los profetas.

42 Y el le dijo: Asi ha dicho Jehova: Por cuanto soltaste de la mano el hombre de mi anatema, tu vida sera por la suya, y tu pueblo por el suyo.

43 Y el rey de Israel se fue a su casa triste y enojado, y llego a Samaria.

<< ← Prev Top Next → >>